Lo siento, me estoy poniendo guapo.

Mi código está en manos de Arturo Pérez Reverte, veremos qué sale.